miércoles, 13 de junio de 2018


           NADAR Y GUARDAR LA ROPA
 
He aprendido de mí, de todo cuanto me atrapa,
de todo cuanto rodea mi entorno, mi vida y alma.
Aprendí a comprenderme y a entender cuanto me pasa.
Aprendí a perdonar, aquello que antes odiara,
y a perdonarme a mí misma, que es tarea complicada.
Que  saber guardar la ropa, en cuanto te echas al agua,
no es tarea que se aprenda, en ningún libro de magia.
 
Navegar por nuestra vida, es difícil, si la barca
tiene grietas o zozobra, o si no tiene un buen ancla,
para anclarse bien segura, cuando los remos descansan.
 
Aprendí miles de cosas, entretanto el tiempo pasa,
y aún mucho he de aprender, puesto que no nací sabia.
 
He aprendido de mí, de todo cuanto me atrapa,
que aún aprendiendo tanto, sé muy poco o casi nada.


miércoles, 6 de junio de 2018


MATAR EL TIEMPO

Hoy, quisiera escribir por aquello de matar el tiempo.
Quisiera plasmar en este papel aquello que pienso.
Quisiera deciros que aún siendo feliz por fuera y por dentro,
a veces me siento morir, sin venir a cuento.
Hablaros del mundo, donde yo me muevo
Contaros mis cosas y en este papel leéroslo luego.
Sentir que me escuchan mientras yo lo leo.
Sentirme arropada por fuera y por dentro.
Contaros que a veces un simple paseo
me llena de gozo todo un día entero
Ye veis si soy simple por fuera y por dentro.
No se si es virtud, o si es un defecto.
Hoy quisiera explicaros mil cosas de nuevo.
Deciros que a veces a mi pensamiento
acuden palabras que casi no entiendo
y que al descifrarlas, aun entiendo menos.
Quisiera escribir, por matar el tiempo
El tiempo  me apresa, por fuera y por dentro.
Soy su prisionera, y no sé como hacerlo
pues me falta tiempo para comprenderlo.
Llegará el mañana, con un día nuevo
Y volveré a decir: quisiera escribir
Aquello que pienso.
y seguiré callada,
por fuera y por dentro.

viernes, 1 de junio de 2018


A UN POLITICO CUALQUIERA

¿Y si te preguntara a ti que todo lo sabes

en donde están las verdades y donde las promesas falsas?

¿Tú sabrías responderme, a pregunta tan concreta

o dirías simplemente, que no es tanta tu sapiencia?.


¿Y si te preguntara, a ti, repleto de mil razones

porque duele tanto el alma, si somos pobres de amores?

¿Tú sabrías responderme, a cuestión tan complicada

o dirías simplemente, que de eso no sabes nada?


¿Y si te preguntara porque en la vida hay pobreza

porque nadan en riquezas, los que en este mundo mandan?

¿Tú sabrías explicarme, darme a esto una respuesta

o dirías simplemente, que no sabes de este tema?


Y si al final te pregunto que piensas de este  poema

me dirás a buen seguro, la verdad de lo que piensas?

¿O también me engañarás, tu, que todo lo sabes

porque decir la verdad, eso a ti, eso a ti ya no te sale?


Si tú a mi me preguntaras, yo que casi no sé nada

Porque te hago estas preguntas,   Te diría simplemente,

 que es que brotan de mi mente, y que no son tan absurdas


Yo que casi no sé nada,  y nada puedo enseñarte

porque tu mente no alcanza, a aprender nada de nadie

 he aprendido que tú, que tú que todo lo sabes

presumes de una virtud, que no se la cree nadie.







lunes, 9 de octubre de 2017

Hoy 9 de octubre dia de retomar viejas y olvidadas costumbres. Nada más que eso. Dedicar un instante a mi blog que está últimamente muy callado, con tanto como hay que decir. Con tantas cosas que ocurren alrededor y que deberíamos saber expresar....saber apreciar y que nos pasan casi inperciptiblemente por delante. No quiero hablar de política, que es lo que esta de moda, eso que parece andar entre puntos suspensivos, lo dejo para entendidos , ni quiero hablar sobre el hambre en el mundo, tema por cierto muy delicado y al que se me ocurren diferentes metodos que aplicar para cuando menos reducirlo a mínimos....Quisiera hablar de poesía
Y compartir algo de mis ocurrencias entre tú y yo.....

No busco nada especial
Ni creo que deba buscarlo
Tan solo busco la forma
De vivir sin pensar tanto.

No pensar que es cobardía
Tener la mente en blanco
Porque las normas de vida
Asi me lo han enseñado.

Ni que es como una huida
Darse el lujo de pensarlo
Si pensar cuesta trabajo
No pensar, es un milagro.

miércoles, 3 de mayo de 2017

BUSCANDO ALGO





BUSCANDO ALGO

Buscando algo, no sé el qué
algo encontré, pero no sé..
no sé que fue ni lo sabré.

Buscaba vida en mi propia vida.
Buscaba sueños en mi almohada.
Buscaba un dios que no va a misa.
Amaneceres en las mañanas...

De todo y nada yo he buscado.
De nada y todo, que no lo sé.
Tanto buscar un mundo abstracto
tanto buscarlo y no lo encontré...

Busqué en las noches un sol muy claro.
Buscaba mares llenos de estrellas.
Buscaba nubes en cielo raso.
Buscaba agua a donde haya tierra.

Busqué montañas en las llanuras.
Busqué llanuras en las montañas.
Y por buscar busqué la lluvia
en un desierto de arenas blancas.

Busqué de todo, de todo y nada.
Buscaba un yo, que no existía.
Buscaba alguien dentro de mí,
y por buscar, busqué en mi vida
y no encontré como vivir.

 Lo que buscaba sin darme cuenta ya lo tenía.
Lo que buscaba, era el secreto de ser yo misma.
Y lo encontré, tanto buscar, y estaba ahí.

Ahí guardado, muy bien guardado, dentro de mí.

miércoles, 26 de abril de 2017

PENSAR

                             
                                    
                                                                   PENSAR
                                 
Si te paras a pensar
y no hay que pensar mucho
porque pensarlo es absurdo,
¿No es la felicidad
la que busca todo el mundo?
Y buscándolate encuentras,
con que llamando a mil puertas,
para encontrar la salida,
no reparas en mirar alrededor,
y ver una puesto de sol, 
vivir el hoy, pues el mañana
quien sabe que nos depara.
Nuestro futuro es incierto
y es cierto el atrevimiento
de hablarles de esta manera,
porque aunque no se lo crean,
yo si me paro a pensar,
que aunque pensarlo es absurdo 
y nunca se arregla el mundo,
solo pensando y ya está..
bueno es tener pensamientos,
porque dejar de pensar, eso yo,
eso yo, no puedo hacerlo. 


AH...Pensar....Nos han enseñado que  hay que pensar,
pero bueno sería a veces quedarse en blanco un ratito, y hacer caso omiso al bombardeo al  que nos somete nuestro propio pensamiento.